6 de julio de 2007

Yo Soy


No tengo principio, no tengo fin
carezco de forma y no tengo nombre

Soy una luz que traspasa las sombras
Soy una voz que fragmenta el silencio

Soy una nota de eterna armonía

y soy silencio, sombras y misterio


Soy un meteoro que arraiga en la Tierra

Soy una gota que se une al Océano

Soy un color que se integra en el Iris

y soy la nube, la tormenta y el rayo


Soy movimiento y oscilo en las ondas

Soy vibración que estremece las formas

y soy al mismo tiempo, sin embargo:

Arquero, Arco, Flecha, Tiro y Blanco


Soy un recuerdo que se hace presente

Soy la mirada que observa lo oculto

Soy pensamiento que piensa en sí mismo

y la Conciencia de todas las cosas


Soy un gran grito que estalla en mil ecos

Soy el Testigo de todo suceso

Soy el actor de todo personaje

y las máscaras de todos los gestos


Soy un suspiro con algo de eterno

Soy el aliento que reanima al polvo

Soy Ave Fénix y soy sus cenizas

y soy el fuego que se autoalimenta


Soy la fusión permanente del Ser

que de continuo penetra en su esencia

Soy todo centro y soy la periferia

y estando doquiera nadie me ve


Soy las raíces y también el fruto

Soy la simiente y la descendencia

Soy el último y extraño espécimen

de una especie que jamás ha nacido


Soy total certidumbre en lo azaroso

y en la certeza soy imponderable

Soy el compendio de todos los tiempos

y la duración que nunca transcurre


Soy la expansión progresiva de todo

hacia el acercamiento infinito

Soy el espacio que acerca y separa
y aquel encuentro que nunca fue ausencia

Soy cumbre y abismo, quietud y vértigo

Soy causa y efecto, principio y fin

Soy lapso y distancia, música y danza

Soy todo y nada, vacío y plenitud


Y siendo todo esto, no tengo causa

carezco de forma, duración y nombre.


Fuente:
El texto anterior supuestamente f
ue recibido en 1964 en la Ciudad de México por un profesor universitario interesado en prácticas espirituales, durante una sesión de meditación, y por tratarse de un mensaje dictado no puede estar firmado. Sin embargo, puede considerarse como un autorretrato, o una autodescripción del Ser Supremo: es de una belleza extraordinaria, está repleto de amor de principio a fin y transmite una inmensa paz.

Esta es una invitación al lector, y a cualquiera que lo tenga en sus manos, para meditarlo, comprenderlo, reflexionarlo y darlo a conocer por todos los medios a su alcance. La frase "Yo Soy" es un palindromo, pues puede ser leída igual al derecho y al revés.

La fotografía, conocida como "el ojo de Dios", fue capturada con el Telescopio de Canada-Francia-Hawaii (Canada-France-Hawaii Telescope, CHFT) que se encuentra en la cima de un volcán dormido en Hawaii , USA. Corresponde a la Nebulosa de La Hélice, con designación técnica NGC 7293, la cual se encuentra a 450 años luz de nosotros hacia la constelación de Acuario y abarca unos 1.5 años luz.


2 comentarios:

Olga Elena dijo...

Jorge: Gracias por haber compartido con todos este bellísimo poema inspirado por Dios. Creo que es el mejor regalo que me has dado, porque es una definición hermosa y pura de algo tan indefinifle como es el Ser Supremo.
Abrazos
Olga Elena

Jonás dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.