5 de junio de 2007

Jesús no murió en la cruz

Miguel Lorente*, médico forense y profesor asociado de Medicina Legal en la Universidad de Granada - España, ha levantado una gran polémica con la publicación de su libro "42 Días. Análisis forense de la crucifixión y la resurrección", editado por AGUILAR.

Lorente estudió en detalle las últimas horas de Jesús narradas por los Evangelios, destacando lo excepcional del proceso que lo llevó a la cruz, en el que reitera que todo fue atípico: el juicio, la condena y la misma ejecución. Incluso la circunstancia de la recuperación del cuerpo para darle sepultura ya que a los reos se les dejaba pudrir o devorar por los animales.

Adicionalmente, realizó un pormenorizado análisis forense de la Sábana Santa de Turín, que considera el auténtico sudario que envolvió el cuerpo de Jesús.

¿Latía aún el corazón de Jesús cuando su cuerpo fue descolgado de la cruz?
La conclusión final del minucioso estudio científico es que Jesús no murió en la cruz sino que permaneció en un estado de coma o "muerte aparente", causado por las torturas sufridas, y que al ser descolgado por sus discípulos y acostado en el suelo, una vez se distribuyó mejor la sangre por su organismo facilitando los mecanismos respiratorios, logró despertar unas horas después.

En los siguientes días Jesús se reunió con sus apóstoles y se apareció en varias ocasiones a distintas personas, hasta que el día 42, tras la crucifixión, ascendió a los cielos, según las Escrituras. Sobre este periodo, que dio título al libro, Miguel Lorente admite que no es fácil determinar nada. En su opinión, Jesús estaba muy afectado por las secuelas de la flagelación y la crucifixión. «No murió en la cruz, pero murió por la cruz», concluye Lorente.

Entrevista con el autor


La siguiente entrevista a Miguel Lorente* fue realizada por 20Minutos.es y publicada el 26/May/07:

¿Se puede hacer un análisis forense 2000 años después y sin cadáver?
Sí. No será completo porque faltan elementos, pero siguiendo la estructura del análisis forense y criminalístico podemos analizar elementos físicos de la época y verificar su autenticidad. Por ejemplo, la presencia en la Sábana Santa de restos de polen de Jerusalén de la época en que vivió Jesús. La Sábana Santa de Turín no muestra señales, según Lorente, de rigidez cadavérica

¿Qué elementos sostienen su teoría?
En la Sábana Santa hay indicios de vitalidad en el cuerpo de Cristo. Los restos de sangre indican que existía coagulación, algo imposible en un cadáver. Asimismo, la imagen dibujada en el sudario muestra una hipertonía muscular que no se corresponde con la rigidez cadavérica. Las contracturas en diferentes partes del cuerpo pudieron deberse al shock traumático provocado por la pasión y la crucifixión. De ahí el coma.

¿Qué pasó después?
Los restos del sudario muestran que el cuerpo fue lavado según la tradición judía, con mirra y aloe. Es probable que quienes se encargaron del cuerpo percibieran signos de vida y cuidaran de Cristo hasta que despertó. La falta de conocimientos científicos de la época hizo que se explicara el fenómeno como la resurrección al tercer día.

¿Ha derribado la ciencia un dogma de fe?
No pretendo ir en contra de la fe sino explicar una situación extraordinaria para la época. Ciencia y fe son dos planos distintos que no deben mezclarse. La ciencia no va a desbancar ninguna creencia y la fe no debe basarse en elementos materiales para demostrar sus dogmas. No pretendo ir en contra de la fe sino explicar una situación extraordinaria para la época.

¿Le han llamado ya del Vaticano o de la Conferencia Episcopal?
De momento no porque es pronto. Posiblemente alguien verá la polémica en mi libro, aunque nunca lo he pretendido. Entiendo que tiene un titular difícil porque la materia que analiza es muy sensible. Sin embargo, es posible compatibilizar los dos planos de los que hablaba antes.

¿Es usted creyente?
Sí. Fui criado en la fe católica y aunque soy crítico con algunas cosas de la Iglesia, aún queda el sentimiento profundo; eso sí, sin la imagen de Dios como el señor de la barba blanca. Es bueno criticar lo que uno comparte.

¿Qué opinan los espíritus del Grupo Elron?
Como complemento a la información anterior, he querido incluir otro punto de vista diametralmente opuesto sobre el mismo asunto... Se trata de las enseñanzas de supuestos "maestros espirituales" consultados telepáticamente a través de un médium en el Grupo Elron.

Los nuevos lectores pueden consultar la Historia del Grupo Elron en este mismo Blog, y no sobra aclarar que no hago parte de dicho grupo ni creo en toda la información publicada en sus páginas web. Si bien creo que el fenómeno de la "canalización de espíritus" es real, recomiendo darles la misma credibilidad a sus mensajes que a los emitidos por cualquier ser humano y analizarlos con el mismo escepticismo que lo haríamos ante un mensaje emitido por cualquier desconocido.

Horacio Velmont, fundador y editor responsable del Grupo Elron, respondió lo siguiente al ser cuestionado sobre el nuevo libro de Miguel Lorente*:

"En lo único que acierta el doctor Lorente es que Jesús estaba vivo cuando fue bajado de la cruz. Bueno, algo es algo...

Infinidad de veces hemos dicho que el mayor error de los científicos -¿o seudocientíficos?- es tratar de resolver los misterios del plano físico de la misma forma que lo haría un pez, es decir, considerando que lo único que existe es el mundo de la pecera.

Así como en materia de peces no se puede eludir poner en la ecuación al gato, tampoco en materia de los sucesos aparentemente enigmáticos del plano físico se pueden eludir a los extraterrestres.

Tratar, como lo hace Lorente, de resolver el misterio de la resurrección de Jesús echando mano a explicaciones forzadas, cuando los Maestros de Luz ya han aclarado debidamente que fue resucitado por extraterrestres de Fulgor 5, donde fue conducido posteriormente para cumplir otra misión, bueno, eso es vivir en una caja de zapatos. Igualito que lo hizo Carl Sagan, que ignoró -¿cómo es posible?- que a pocos kilómetros de su residencia, en el Área 51, había un asentamiento extraterrestre desde hacía varias décadas.

En otras épocas era justificable que alguien esbozara una teoría desconociendo que ya había otra más verosímil, puesto que no existían los medios de comunicación masivos que hay en la actualidad. Pero no ahora.

Un investigador que se precie de tal y que quiera escribir un libro sobre un determinado tema, lo primero que tiene que hacer es investigar en la Red lo que otros han dicho al respecto. Esto casi nunca se hace y la prueba se encuentra en los psiquiatras y los psicoanalistas, que aún no han descubierto a Dianética, a pesar de que hace más de medio siglo que ya ha sido publicado el famoso libro de L. Ronald Hubbard "Dianética, la ciencia moderna de la salud mental". Si esta investigación previa no se hace, se corre el riesgo de querer descubrir la forma de hacer fuego ignorando que ya fueron inventadas las cerillas...

Quizás, los investigadores "serios" hacen con los Ovnis como los puritanos con el sexo: "De eso no se habla". Entonces, al no poner a los extraterrestres en la ecuación, aunque sea para descartarlos, terminan diciendo disparates, como el doctor Lorente.

Y ésta es toda la sencilla historia."

Artículos relacionados o complementarios:
HoyDigit@l: «Cristo no murió en la cruz» (4/Jun/07).
20Minutos.es: Un libro afirma que Jesucristo no murió en la cruz sino que cayó en un coma de tres días (24/May/07).
Grupo Elron: Miguel Lorente.
Grupo Elron: El mito de la resurrección de Jesús.
Grupo Elron: La Transfiguración de Jesús - Un relato bíblico tergiversado.
Grupo Elron: La resurrección de Lázaro y la muerte cerebral.
Grupo Elron: Magonia y el Santo Sudario.
Grupo Elron: Santo Sudario, ¿hay otro rostro de Jesús?
Grupo Elron: El Santo Sudario.
ElPeriódico.com: Ni murió en la cruz ni resucitó (13/Jul/07).

*Miguel Lorente nació en Almería - España en 1962. Doctor en Medicina y Cirugía, es medico forense y profesor asociado de Medicina Legal en la Universidad de Granada. Desde la infancia se sintió atraído por los milagros y los hechos extraordinarios recogidos en las Sagradas Escrituras. Como medico forense le asalto la idea y el interés por investigar sobre la muerte y la resurrección de Jesús. El resultado es el libro "42 días. Análisis forense de la crucifixión y la resurrección de Jesucristo".

6 comentarios:

Jorge A Restrepo dijo...

Lo interesante de esta curiosa historia es que hay tres versiones diferentes de los mismos hechos y cada versión les parece completamente absurda e inverosímil a sus detractores, pero absolutamente lógica y creíble a sus seguidores:

Versión 1: La tradicional de la Iglesia Católica, en la que Jesús murió en la cruz y resucitó al tercer día, para luego ascender a los cielos en cuerpo y alma.

Versión 2: La de Miguel Lorente, en la que Jesús estuvo en coma, causado por las torturas sufridas y despertó a las pocas horas de haber sido bajado de la cruz.

Versión 3: La del Grupo Elron, en la que Jesús fue resucitado por extraterrestres y conducido posteriormente al planeta "Fulgor 5" (a unos 300 años luz de la Tierra) para cumplir otra misión. Supuestamente, los extraterrestres pudieron resucitarlo gracias a la radiación que había recibido previamente por ellos mismos durante el episodio conocido como "La Transfiguración", con la cual se conservó intacto su cerebro.

Yo personalmente me inclino más por la segunda, y me parecen igualmente absurdas la primera y la tercera. Sin embargo, por haber estudiado tanto la religión como el espiritismo, soy capaz de entender porqué les parece lógicas sus versiones a los Católicos y a los espiritistas del Grupo Elron.

Pienso que la verdad absoluta no existe y la mente humana es como un computador que responde de acuerdo a la programación recibida.

Anónimo dijo...

Interesante su artículo, pero es necesario tener en cuenta que el evangelio es una catequesis teológica y los relatos de pasión, muerte y resurrección (kerigma) están dentro del marco antropológico de la fe y lejos de la ciencia. Cuando por la razón queremos investigar a Dios, más se nos aleja. El evangelio no es científico y no hay material suficiente para llegar a una verdad histórica. El manto de Turín o aquellos españoles se han querido mostrar como los auténticos auténticos que envolvieron el cadaver de Jesús, cómo saberlo? El concepto de cuerpo está errado, el cuerpo es vivo no ,muerto, es la exteriorización de la persona. Lo otro es el organismo. Yo como Cirujano de escuela no opero cuerpos sino órganos el médico especialmente hoy no ve personas sinop clientes- Te invito a visitar mi página en quesabessobreelpesebre.blogspot.com
Un abrazo Dr. Carlos Augusto Rodríguez Garcés M.D.

Anónimo dijo...

SI DESEAIS CONOCER MAS EN PROFUNDIDAD TEMAS RELACIONADOS CON LA SABANA SANTA, , OS RECOMIENDO VISITAR UN BLOG, MUY, MUY INTERESANTE, CON ARTICULOS, FOTOGRAFIAS, VIDEOS, COMENTARIOS, FORO, ETC. LA DIRECCION DEL BLOG ES LA SIGUIENTE :

www.elreydelasmariposas.blogspot.com

ginotrucheli dijo...

====Olímpicos y Titanes====
Los extraterrestres Olímpicos son los colonizadores de la tierra, los Titanes son la misma raza que fue exiliada de su planeta y que viven en la tierra (bajo la tierra). Una descripción somera de un extraterrestre olímpico es ojos claros que varían entre azules, verdes y grises, piel blanca, pelo rubio y pelirrojo, nariz aguileña, labios finos (los de sexo masculino prácticamente no tienen labios), de contextura leptosomatica, en general se parecen mucho a los humanos dado que mezclaron sus genes con los de los indígenas para crear a los primeres seres humanos (homo sapiens sapiens). Los exiliados extraterrestres (titanes) viven bajo la tierra, un lugar llamado por los griegos Hades (nombre designado a su líder y al lugar físico que habitan). Los extraterrestres Olímpicos viven en Titan, una luna de saturno. La guerra entre estos bandos extraterrestres (Olímpicos y Titanes) se remonta a muchos miles de años atrás y es una de las principales causas de conflictos en la historia de nuestro planeta. Los Olímpicos son el bando llamado “Imperio” extraterrestre fieles al rey Jesús. Los Titanes son los rebeldes extraterrestres que no aceptan a Jesús ni al imperio (llamados comúnmente demonios) y son liderados por el “general Luxor” (conocido como: Satán, Hades, Lucifer, Qetzalcoatl, enemigo). http://www.elfotolog.com/fenotipo_et

Anónimo dijo...

Según Ramatís, en su libro El Sublime peregrino, Jesús murió en la cruz, pero claro y lo de que le vieran los discípulos que. Lo que explica es que era un espíritu, lo que pasa es que la virgen María y Maria Magdalena eran médiums y entonces lo que hacían era generar ectoplasma para que se viera la imagen de Jesús, como si estuviera vivo.
Además en su libro explica que la noche antes de que María y Maria Magdalena fueran al sepulcro y se encontraran la losa abierta dos de los apóstoles abrieron la losa de piedra y se llevaron el cuerpo para enterrarlo en otro sitio, pensando que la gente lo arrastraría por los suelos, haciendo que se acrecentara la teoría de la resurrección

Anónimo dijo...

El Nuevo y el Antiguo Testamento coinciden en señalar que todo el que muere en la cruz es maldito. Veámoslo, en estos dos versículos:
“Cuando uno que cometió un crimen digno de muerte sea muerto colgado de un madero, su cadáver no quedará en el madero durante la noche, no dejarás de enterrarle el día mismo, porque es maldición de Dios, y no has de manchar la tierra que Yavé, tu Dios, te da en heredad” (Deuteronomio 21, 22-23).
“Cristo nos redimió de la maldición de la Ley haciéndose por nosotros maldición, pues escrito está: «Maldito todo el que es colgado del madero»” (Gálatas 3, 13) Según este versículo, Saulo de Tarso, alias Pablo, confirma que quien muere en un madero es un maldito.
¿Cómo podría Dios permitir que su amado Jesús muriera en la cruz?
Jesús no murió en la cruz, ya que su personalidad no merecía las consecuencias que acarreaba la muerte en la cruz, y, por tanto, quedó libre de las implicaciones impuras de una maldición.
Cualquier persona tiene siempre la posibilidad de negar la verdad más clara; puede negarse a aceptarla por prejuicios nacidos de su credo, pero la honradez, a la luz de los hechos reales, racionales y lógicos, expuestos en VIDA OCULTA DE JESUCRISTO, debe convencernos que Dios le salvó de morir en la cruz. Ver argumentos en http://jesusnomurioencruz.blogspot.com/